Crítica | The Post: Los Oscuros Secretos del Pentágono (2017)

Spielberg ofrece una recreación absolutamente atinada, por más que le falte algo 

Más allá de lo que valga y transmita mi opinión de The Post, debo aclarar que mi primera sensación de lo nuevo de Steven Spielberg es que su trabajo no podría ser mejor. En serio, sobre el tema al que se enfrenta, creo que no existe una forma superior de trabajarlo. Con el elenco y director que combina, estamos ante la mejor encarnación de este film; el problema es que aun en esa perfección hay algo que falla. El percance proviene del propio material, encontrando un relato real de importancia que no cuenta con la clase elementos para atrapar al espectador desprevenido. Este trozo de historia tuvo trascendencia y es extremadamente relevante en la realidad moderna, por lo que hay una obligación de contarlo. Es por eso que merece a cada uno de sus contribuidores. Aun así, todo el asunto debería ser fascinante, no solo funcional o sólido.

Comenzando en 1966 bajo el caos de la Guerra de Vietnam y saltando al mandato del presidente Richard Nixon, la película apunta al periódico estadounidense The Washington Post en esos tiempos impredecibles de Guerra Fría. Centrado en las figuras de Katharine Graham (Meryl Streep), la dueña del diario, y Ben Bradlee (Tom Hanks), el editor general, el libreto sigue los intentos del Washington Post por perseguir y revelar los documentos secretos acerca de la Guerra de Vietnam y sus anuladas posibilidades de ganar dicho enfrentamiento. Esa búsqueda condujo a una difícil decisión por parte del periódico, una que contagia a estas dos horas de suspenso periodístico.

Si uno está familiarizado con la época, entonces es lógico que esté al tanto del resultado al que llega este film, cuyo destino no está tan concentrado como el proceso. The Post es muy respetuosa con ese proceso, porque lo aborda con naturalidad y evita darle repuntes innecesarios. Estoy de acuerdo con esa decisión, y puede que la misma garantice la perfecta recreación a la que Spielberg apunta. El problema con esa perfección, es que la misma cuenta los hechos sin elementos que atrapen por encima de la naturaleza histórica y periodística del asunto. Si, The Post es cine de periódico puro, su único problema es que obedece a un relato que carece de factores capaces de tensar o fascinar desde un punto de vista narrativo.

En temas, es necesario contar el relato de Katharine Graham, Ben Bradlee y todos los valientes reporteros del Washington Post, porque hay una sensación de relevancia, porque hay un relato de valentía femenina y porque el valor histórico es inconfundible. Frente a esos intereses, tenemos una gran película aquí, quizá la mejor que íbamos a conseguir con esta fuente. Ahora, pensando en otro drama periodístico, no puedo evitar señalar como la reciente Spotlight supo combinar los temas, la importancia, el drama y el suspenso en un solo paquete. Ofrezco esta comparación dado que Josh Singer, unos de los co-guionistas de Spotlight se encargó de escribir The PostSpotlight es un ejemplo del poder y alcance de este género, un aspecto que no se siente en el nuevo proyecto de Singer y eventualmente pesa. Sabiendo hacia dónde puede ir un film de esta clase, las carencias pasan a ser innegables. The Post realmente se pierde en la elección por ser drama histórico o suspenso periodístico, porque para el primero le faltan detalles y densidad, y para el segundo necesita trabajar su enigma.

Con el hecho al que se enfrenta, también es muy difícil olvidar Todos los Hombres del Presidente, película que accidentalmente (o no) sirve como secuela a The Post. Viendo como la cinta de Spielberg culmina casi con el mismo plano con el que comienza Todo los Hombre del Presidente, esta obra clásica queda grabada en la mente. Con ese recuerdo llega el detalle y la paciencia con la que jugaba aquella épica periodística, y a The Post le faltan esos factores para conectar de forma más visceral. Hay aprendizaje, hay importancia, pero la conexión culmina en el instante en que los créditos empiezan. La ejecución es perfecta, el material simplemente no es ideal para llegar l cine con el poder máximo de un thriller de sala de redacción.

Contando como la mayor fuente de calidad, The Post puede presumir de tener un reparto perfecto, encontrando a grandes interpretes incluso en papeles minúsculos. Todos proporcionan su grano de arena, y encima de la montaña vemos como Tom Hanks y Meryl Streep se lucen en los roles principales. En el caso de Streep, ella tiene un papel jugoso en el que vierte su talento habitual. Consigue ser memorable, y eso es más que suficiente al asumir que nunca falla. Quien se destaca un poco más es Hanks, combinando su indudable carisma con un estudio sobre su personaje. Él mantiene un acento remarcado y pasa a ser el pegamento de todas las escenas; es el verdadero protagonista del relato. Codeándose con los grandes, también hay que destacar el trabajo de Bob Odenkirk como Ben Bagdikian, ya que él energiza más de una secuencia y mantiene un ritmo activo con todas sus apariciones.

Con The Post, una obra de Steven Spielberg protagonizada por Tom Hanks y Meryl Streep, hay que hacerse la siguiente pregunta: ¿podría tener un mejor trato? Apostaría que no, porque esta película balancea sus temas con interés y narra bajo un manto de calidad innegable. Lo que le falta proviene de la propia fuente, cuyos hechos no aseguran un retrato que refleje una fascinación cinematográfica. Como siempre, este género no es sencillo, y ahí descansa la falta de un aspecto que brille por encima de la indudable calidad. Es muy recomendable porque, repito, no había una mejor forma de realizarlay creo que ese es un elogio envidiable. La pieza restante, es probable que ésta faltara desde el principio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s