¿Separar al artista del arte? Kevin Spacey será remplazado en la completada “All The Money in the World”

Podríamos decir que Baby Driver será su última película

Bien, si por casualidad no están enterados, Kevin Spacey ha sido el punto de conversación en el panorama del cine en los últimos días. El actor de 58 años se volvió otro resultado de la cacería de acosos y conductas sexuales inapropiadas que ha sacudido a Hollywood desde que el productor Harvey Weinstein fue derrocado tras decenas de denuncias en su contra. Dichas acusaciones dejaron en evidencia una lista de casos de abuso sexual e incluso violación que llevaron a la partida de Weinstein de su propia productora: The Weinstein Company. Este caso fue solo el primero, siendo seguido por nuevas acusaciones en contra de otras celebridades de la industria, desde actores como Dustin Hoffman a directores como Brett Ratner. Parecía que el caso de Weinstein iba a ser el más contundente, al menos hasta que el actor Anthony Rapp acusó a Kevin Spacey de haberlo acosado sexualmente cuando tenía solo 14 años. Esta declaración condujo a una disculpa poco inteligente por parte de Spacey, y solo fue el principio de un cumulo de acusaciones cada vez más graves.

Al día de hoy, el prestigio de Spacey ha desaparecido, estando acusado de cometer enormes delitos y abusos sexuales, pero sus problemas no terminan ahí. Tras la acumulación de declaraciones, Netflix se vio obligado a tomar algunas decisiones drásticas sobre su primera serie original, House of Cards, que ha contado con la participación de Spacey durante cinco temporadas. Inmediatamente después de la primera acusación, Netflix confirmó que la sexta temporada (en medio de filmaciones con Spacey) sería la última, pero eso no fue el final. Días más tarde, con más casos de abuso sobre la mesa, Netflix decidió eliminar por completo su trato con el actor, y prosiguió a suprimirlo de esa sexta temporada de House of Cards; así como detuvo la post-producción de su película Goreun drama protagonizado por Spacey que ya había sido filmado.

La reacción de Netflix fue comprensible y no vino sola. Los premios Emmy cancelaron un reconocimiento especial que tenían preparado para el actor y, evidentemente, el proyecto más cercano de Spacey también se vio afectado. Efectivamente, All the Money in the World, dirigida por Ridley Scott y protagonizada por Michelle Williams y Mark Wahlberg, canceló su debut en el festival AFI Fest. La película completada incluye una aparición muy maquillada de Spacey y por eso acabó fuera del festival, dado que los responsables no deseaban que su cinta sufriera un estreno manchado por el escándalo. Una vez más, comprensible. Ahora, la noticia de hoy acerca del caso Spacey me lleva a emitir una pequeña opinión, dado que se trata de algo sin precedente. Al menos a mi criterio.

Hemos sido testigos de remplazos en Hollywood, antes de filmar, durante la filmación, en post-producción y todo lo que se les ocurra. Sin embargo, nunca hemos llegado a ver una serie de refilmaciones o un remplazo actoral con una película concluida. En efecto, All the Money in the World está terminada e iba a presentarse este Noviembre, pero eso cambiará en breve, ya que Ridley Scott decidió eliminar por completo la aparición de Spacey.

En All the Money in the World, Kevin Spacey interpretaba al magnate del petroleo John Paul Getty, un rol esencial para el relato, tratándose de la historia real del secuestro del nieto de Getty. Pero eso no importa, ya que la película volverá a la sala de montaje para recibir una nueva interpretación por parte del talentoso Christopher Plummer. Plummer remplazará a Spacey en lo que aparentemente es una actuación de solo diez días de filmación. No obstante, lo que resta es saber si la nueva versión de la cinta llegará a estar lista para su agendado estreno a fines de diciembre. Ridley Scott cree que sí, y de hecho parece estar muy conforme con su decisión, ya que Plummer era su elección inicial para el papel de Getty.

Explicada la extraña situación, no puedo evitar abrir cierta cuestión acerca de este delicado tema. En primer lugar, obviamente creo que Spacey no debería continuar actuando. Quiero dejar eso completamente claro. Ahora, sobre lo que ya ha realizado, pregunto: ¿es posible separar al artista del arte? Lógicamente, no puedo decir que extrañaré ver la mencionada y abandonada Gore porque ni siquiera estaba al tanto de que Netflix la estaba preparando. Aún así, me apena ver que una película completada termine en la basura debido a una sola persona. Hay muchos involucrados además de Spacey, y parece injusto que una pieza vaya a ser desacreditada solo por el horroroso legado de un actor. Quizá yo haya nacido con la sensación de que siempre debemos separar al arte del artista, porque crecí junto a nuevos proyectos de directores controversiales como Roman Polanski y Woody Allen, ambos creadores de excelentes piezas modernas como El Pianista Medianoche en Paris. Si soy franco, por más que deteste sus pasados, no puedo evitar que sus piezas me cautiven si tienen calidad. Si quieren un problema, ese estría en que inicialmente se les haya permitido continuar sus carreras.

Volviendo a Spacey, pararle los pies es la opción correcta. Aunque, su remplazo en All the Money in the World es realmente increíble y me lleva a pensar en la naturaleza de la decisión. ¿Es lo correcto desde un punto de vista artístico? De más está decir que la moral va primero, y moralmente es la elección adecuada, pero no cabe duda de que artísticamente hablando, la cinta (ya sea buena o mala) fue creada con la participación de Spacey en el medio. En este caso, Ridley Scott también sería el artista, y tiene derecho a cambiar lo que quiera de su obra, solo que la situación de “lo hecho, hecho está” es inconfundible. Es cierto que falta un mes para su estreno, pero All the Money in the World estaba terminada, y de alguna forma u otra, es una pieza cinematográfica que pasará a ser distinta, no importa si en ese proceso mejora o no. Además de que, a partir de ahora, la película posiblemente pase a conocerse como la “casi última” película de Kevin Spacey.

Definitivamente estoy refiriéndome a un tema delicado, pero aun pienso que el arte y el artista deben ser separados, por más que resulte difícil. Más en el cine, dónde efectivamente hay más de un individuo participando en la producción. Si siguiéramos por este camino, a medida que Netflix ha empezado a eliminar las fotos de Kevin Spacey en los posters de House of Cards (realmente está ocurriendo), alguien podría perder los papeles y podríamos recibir el anuncio de que grandes películas como SevenBelleza Americana Los Sospechosos de Siempre pasarán a tener refilmaciones para suplantar a Kevin Spacey. Uso ese ejemplo ridículo para aclarar que, por más que sea absolutamente desgarrador y desagradable, el actor forma parte de esas películas, y eso no cambiará; al igual que la calidad de esas piezas seguirá estando intacta. Como dije, debemos separar al artista del arte, ya que el arte se presenta sin secretos, mientras que el artista siempre es un enigma. ¿Qué? ¿Nunca más voy a poder recomendar Seven? Sintiéndolo mucho, lo voy a seguir haciendo.

Siendo lo correcto, podría decirse que la trayectoria de Kevin Spacey ha llegado a su fin, pero su legado es innegable. Sigue estando ahí, y tampoco podemos actuar como si no hubiera existido.

A continuación pueden ver el trailer actual de All the Money in the World, con la participación de Kevin Spacey.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s