Crítica | Rock Dog (2017)

rock-dog-critica

El cine animado ha avanzado tanto que su posición es demasiado alta. Por ello, cualquier producción que se esfuerce pero no se compare con lo mejor (al menos a un nivel visual) parece menor o descartable. De cierta manera, con la excelencia de Pixar, el cine animado japones, o las tantas animaciones maduras que se presentan lejos de las salas comerciales, es difícil entrar en competencia. Ésto le ocurre a Rock Dog, una película animada que hubiera sido lo evidente hace una década y que hoy solo suena como algo cansado. No obstante, eso no la hace completamente mediocre, pero si la califica como un entretenimiento exclusivamente para niños.

Rock Dog dibuja un par de historias al rededor de Bodi, un mastín pequeño y soñador con la presión de su padre por convertirse en el siguiente guardián de Montaña Nevada, una aldea llena de ovejas indefensas a merced de los lobos. El trabajo del mastín es cuidar de esas ovejas, pero Bodi tiene sueños más ambiciosos debido a su amor por la música. Sin nada más que una humilde guitarra, él abandona Montaña Nevada y se dirige a la ciudad, dónde se dispone a ser una estrella de rock. Es solo que ni la propia ciudad ni una mafia de lobos estará de acuerdo con su sueño. En consecuencia, Bodi deberá esforzarse más de lo que pensaba.

Si nos ponemos a comparar, Rock Dog cuenta con algo de Kung Fu Panda y una gran parte de Zootopia, sin embargo, no hay necesidad de comparar para notar que algo falta en esta producción inconsistente. Lo curioso es que por momentos carece de un destino y por otros encuentra ritmo a base de esa misma falta de propósito. Todo el desarrollo de Bodi como soñador amigable ya ha sido parte de cientos de historias, y ésta no le agrega nada nuevo. Ahora, cuando la película juega un poco con el mundo de la música e introduce personajes algo memorables, la cosa cambia.

Específicamente, la introducción de Angus Scattergood, el ídolo de Bodi y una estrella de rock, cambia dramáticamente el rumbo de la cinta. Este personaje más inspirado en diseño y humor es la demostración de que hay algo de dedicación en el film. Es solo que la misma sigue contenida dentro de la simpleza. Cuando Angus toma la pantalla, su realidad lo acompaña, y tanto su situación musical como su extraño hogar resultan un golpe de aire fresco tras un excedido tiempo sobre la aldea natal de Bodi. La unión de los dos protagonistas asegura una mejor concepción cómica y hasta conduce a un buen número musical al final del film.

La razón por la que Rock Dog resulta interesante para el público infantil es la linealidad. Por momentos cuenta con el personaje de Angus, o propone humor simpático con la ignorancia de la ovejas en Montaña Nevada, lo que incluso dibujó una sonrisa en la cara de este adulto. Ahora, lejos de eso, la cinta animada juega seguro y para los niños, avanzando como debe y apenas rozando los 80 minutos de duración. Planea ser inofensiva, por lo que de verdad aprecio los instantes en que cuenta con un personaje inspirado o se convierte en algo entretenido. Es una pena que eso ocurra en pocas secciones.

5/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s