Crítica | Animales Nocturnos (2016)

animales-nocturnos-critica-1

Vi Animales Nocturnos durante el MONFIC 16

Todo es muy frio y deprimente en el corazón de Nocturnal Animals, la segunda película del cineasta (y modista) Tom Ford. Ahora, en vez de dejar al espectador por fuera, más perturbado y desconectado que algo más, su cinta inyecta una inconfundible tensión sobre el espectador, quien busca respuestas donde en realidad no hay demasiadas preguntas. No existe una gran complejidad en esta historia dividida en varias líneas temporales, lo que hay es un relato increíblemente tenso con destinos devastadores en diversos niveles. Por más negra que sea su alma, Animales Nocturnos es uno de los relatos de venganza más inteligentes de los años recientes.

animales-nocturnos-critica-infoBasada en la novela Tony and Susan de Austin Wright, la película se centra en Susan (Amy Adams), una exitosa personalidad del arte gracias a su propia galería. Aun con una vida de lujos, Susan no es especialmente feliz, viviendo una relación fría con Hutton (Armie Hammer), su pareja, y encontrando un enorme vacío en su trabajo. Podrá trabajar en arte, pero su actitud nunca demuestra ser creativa, al menos no como la de su exmarido, Edward Sheffield (Jake Gyllenhaal), quien regresa a su vida cuando éste le envía un manuscrito de su novela más reciente: “Animales Nocturnos”. Intrigada, Susan le da una oportunidad al libro y se adentra en sus páginas, encontrando pasajes devastadores. Las palabras pronto empiezan a atormentar a Susan, hurgando en su vida y haciéndola mantener la mirada sobre la extraña novela.

La propuesta es sencilla y el cineasta Tom Ford la transforma en una obra extremadamente curiosa y medida con cuidado. Él ofrece el film en tres líneas de tiempo que saltan entre sí mismas. El pasado y el presente co-existen a partir de un punto, mientras que la mayor línea refiere a la novela de Edward a medida que Susan la lee. La protagonista no recita casi una palabra, pero el espectador vive la historia completa entre las paginas, solo que la misma no alcanza una razón de ser hasta pasada una gran parte de la duración. Con unas dos horas de cinta, Animales Nocturnos pone sus intenciones en el centro, pero las mismas no se manifiestan del todo hasta que la película finaliza. Por decirlo de forma más franca, el asunto se trata de algo muy claro, pero la forma en que funciona consigue que el espectador intente descifrar algo más. Sin embargo, las intenciones de Ford anidan en como transmitir la devastadora situación de sus protagonistas, logrando construir un enrome dolor a base de imágenes y paralelismos.

Animales Nocturnos se centra en analogías y poco más, pero éstas son los que hacen a la película una experiencia tan efectiva. Utiliza el arte a su favor y cinematográficamente se presenta como un producto especialmente bello, pero lo cierto es que la segunda película de Ford se aleja mucho de la palabra belleza, siendo un producto especialmente visceral tanto a nivel visual como emocional. Todo lo que se ve en pantalla se siente inseguro, triste, trágico o demoledor, lo que plantea una pregunta desde muy temprano: ¿Qué tan lúgubre puede volverse todo esto? La verdad es que puede ir todavía más lejos, y la película lo hace por fuera de los factores violentos y retorcidos que propone el relato en la novela de Edward Sheffield.

animales-nocturnos-critica-2

El mayor dolor les pertenece a los personajes, y la forma en que funciona Animales Nocturnos cumple la difícil tarea de transmitir esos sentimientos, pero no necesariamente a base de hechos y escenas mórbidas. Cuando la cinta finaliza, el tormento queda en el aire y el mismo resulta tan incómodo como poderoso. Esa tensión se encarga de completar todos los momentos iniciales en los que uno sigue indagando hacia donde se dirige esta película. La ansiedad es muy notoria y se suma a la indudable sensación de inseguridad que transmite el pasado, el presente y novela dentro de la película.

Si bien Amy Adams es la protagonista, es Jake Gyllenhaal quien se roba la película para sí mismo, a base de una actuación excelente que incluye dos personajes: el de Edward y el de Tony, el personaje principal en la novela de Edward. Esto supone una pieza que hace a la película más compleja estructuralmente, pero eso es resuelto con mucho ingenio. En vez de dejar claros los cambios entre líneas de tiempo, el film realiza ese traslado con soltura, buscando unir todo lo ocurrido en algo similar a una sola línea. No pretende confundir, las diferencias están bien claras, pero Animales Nocturnos cree que su historia de paralelismos funciona mejor con esas decisiones de montaje y otros guiños entre historias. Y está en lo correcto, el film ofrece un grado más de curiosidad gracias a todo eso.

Por encima de la astucia técnica y artística, Animales Nocturnos se caracteriza por ser una película deprimente de manera inteligente. Compromete, se disfraza de thriller reluciente y a la vez gris, pero la verdad es que todo resulta solamente trágico al toparnos con una única respuesta referente a los engranajes del film. La respuesta es lo puro de los sentimientos, sentimientos que el espectador experimenta de una forma muy poco convencional, pero efectiva.

Sospecho que habrá una recepción mixta de Animales Nocturnos, pero quien pueda aceptar los intentos recibirá una película brillante y sólida en varios niveles de interpretación garantizada. Los análisis delicados llegarán a continuación y construirán una mejor concepción de qué es lo que se busca representar con cada imagen o evento, pero la película no necesita eso para ser excelente. Ford ha creado un bello film acerca de la venganza y la ruina, y más allá de la incoherencia de esos dos elementos, ambos se encuentran en medio con mucha fuerza para el espectador. Uno siente el dolor y el mismo acaba la experiencia en un agujero tan negro como satisfactorio, al tratarse de una película que consigue llegar exactamente a donde quiere con gran habilidad.

9/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s