Crítica | Nada es lo que Parece 2 (2016)

nada-es-lo-que-parece-critica-1

Personalmente definí a la primera Now You See Me como un truco de magia. Era una denominación obvia pero realmente apropiada. La película maravilló, pero cuando llegó la explicación de todo, las revelaciones hicieron a la magia un poco decepcionante. Las explicaciones y giros vuelven a ser parte de su segundo acto, Now You See Me 2, que funciona como su predecesora, aunque es liderada por las ideas de una secuela mayor. Eso significa dar más en todos los sentidos. Más magia, más giros, más personajes, más todo. Sin embargo, frente a tanto para hacer, entre tanta magia y escenas de brillo, no hay tiempo para explicarlo todo. Por lo cual, mientras la secuela se mueve con rapidez, el espectador se pierde y se aferra al espectáculo.

nada-es-lo-que-parece-2-info-criticaSobre cualquier escenario, el show debe continuar, y efectivamente Nada es lo que Parece 2 continua el primer show de forma exacta. Tras una reconstrucción de los hechos ya vistos y alguna introducción, el argumento catapulta a los magos protagonistas (Jesse Eisenberg, Woody Harrelson, Dave Franco, Mark Ruffalo y la nueva adición al grupo, Lizzy Caplan) a China, donde se topan con un nuevo enemigo que planea aprovecharse de sus habilidades, Walter Mabry (Daniel Radcliffe). Siendo un joven y despiadado magnate de la tecnología, Mabry requiere la ayuda de los cuatro jinetes para robar un dispositivo avanzado. Esto significa que el mencionado millonario pondrá a los magos en una encrucijada internacional, en la que no tendrán otra opción más que crear una nueva serie de ilusiones que los saque del apuro.

Si los giros significaban algo necesario para la primera Nada es lo que Parece, la secuela, escrita también por Ed Solomon, decide aumentar la cantidad de vueltas de tuerca a su nuevo argumento. Esa es la naturaleza por la que se orienta este guion, que aumenta todos los elementos ya vistos hasta que ya no tengan ningún tipo de sentido, y se transformen en una mera forma de entretener. En sus mejores momentos, la secuela aprovecha al máximo la idea de parecer tan incoherente e imposible que el espectador no tenga otra opción más que desconectar su cerebro y deslumbrarse con aquello que supone ser espectáculo. Aunque, no todo es espectáculo.

Con un elenco formidable, carismático y bastante aprovechado, la película se ve y se siente como una superproducción envidiable. Ahora, tratándose de una cinta acerca de magos, es normal que la misma no ofrezca acción tradicional. Las “escenas de acción” son intercambiadas por secuencias de espectáculo, que simulan ciertas operaciones en las que los protagonistas utilizan sus habilidades para engañar, distraer y lograr sus propósitos justicieros; algo que ocurre de forma espectacular.

nada-es-lo-que-parece-critica-2

Cuando Now You See Me 2 tensa a la audiencia, lo hace con una gracia y genialidad difícil de olvidar, ya que las preguntas de lógica se van por la ventana y lo que queda es un buen show que no espera interrogantes ni tampoco busca dar respuestas. Aprendiendo de la primera entrega, la continuación propone giros disfrazados con distracción, pero es más inteligente que su antecesora. Sabiendo que no debe darle 100% de lógica al espectador, el film reconoce que con 75% basta, y eso significa saltearse varias explicaciones que arruinarían el intrépido ritmo.

Regresando a la idea de que Nada es lo que Parece 2 propone ofrecer más, esto supone inyectar nueva vida en el reparto. Así es como Isla Fisher deja el mismo y es suplantada por la carismática Lizzy Caplan. No es que Fisher lo hiciera mal, pero la realidad es que el personaje de Caplan supone algo más entretenido para el cuarteto que protagoniza esta serie, así como también es un personaje femenino de mayor peso. Francamente, si solo íbamos a tener un personaje femenino en esta cinta (cabe agregar que ocho de los diez protagonistas son hombres), creo que Caplan era la mejor opción para ocuparse del mismo. Como segunda gran adición, Daniel Radcliffe prueba trabajar con un villano para el film, y lo hace bastante bien como el mencionado Walter Mabry, comportándose, no como alguien malvado, sino como un joven malcriado. A Radcliffe le sienta bien el papel y con éste logra despegarse al completo de su personaje más icónico: consigue liderar una película acerca de magia en la que nunca nos recuerda a Harry Potter.

Tratando de ser más grande, Nada es lo que Parece 2 también se hace algo extensa, con unos 130 minutos que no requiere y que podría suprimir para hacer que el tiempo entre las secuencias de magia sea menor. Eso finalmente mejoraría el rendimiento y disfrute de una secuela que hace todo lo que puede para ser más que su predecesora. En unos cuantos sectores lo logra, pero en otros falla cuando desacelera, tratándose de un producto que necesita velocidad para funcionar.

Cuando la secuela finalmente pone las cartas sobre la mesa (eso no pretende ser un chiste…), el show de ilusión parece entusiasmar, más que decepcionar con explicaciones. Hay mucho que exponer, pero en diversas escenas, Now You See Me 2 parece estar pasando demasiado bien por sí misma y haciendo que sus espectadores la sigan. ¿Eso es ser mejor que su predecesora? No necesariamente, pero si hay unos cuantos errores enmendados. Puede ser hueca, incoherente e imposible, la verdad es que sí, mucho. Sin embargo, Nada es lo que Parece 2 también luce estilo, ritmo y el simple objetivo de entretener. Solo lograr eso ya suena como un truco de magia en un año lleno de superproducciones decepcionantes que no saben cómo divertirse.

6/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s