Crítica | Deadpool (2016)

deadpool-critica-1

Todos conocemos el desarrollo básico del superhéroe. De hecho, hemos visto el mismo durante los últimos cinco años de cine, en el que las casas de comics Marvel y DC han llenado las salas con todo tipo de héroes. Los personajes saltan de la página constantemente hasta que el cansancio es inminente, y precisamente por eso es que cualquier giro en el género recibe atención. Es así como entra Deadpool en escena, el superhéroe (bueno, a medias) que literalmente salta de la página y en este caso cruza la cuarta pared. El personaje con superpoderes e irresponsabilidad, ansias de ver sangre y abrir su boca para decir todo tipo de grosería. Definitivamente suena diferente, y aun siendo un personaje más con el que lucrar, al menos éste es capaz de distanciarse del paquete en el que se introducen los héroes hoy en día.

No es adecuado creer por completo en las promesas que Deadpool le hace a su primera audiencia en el cine. Porque tras verlo introducirse con cientos de chistes y asesinatos, el personaje se explica a sí mismo para que aprendamos cómo, bajo el mismo tipo de origen que otros héroes, se convirtió en algo completamente diferente: una suerte de payaso parlanchín con cuero y algo para decir o aniquilar.

deadpool-critica-infoLa película utiliza una secuencia de acción a mitad de la trama para unir a la misma. En ella, el mismo Deadpool (Ryan Reynolds) decide regresarnos al pasado donde solo era Wade Wilson, un mercenario grosero y enamorado. Pero por supuesto, si podemos esperar algo de este antihéroe, es que su historia no es feliz, y en efecto, los días alegres finalizan cuando Wade descubre que tiene cáncer. La noticia condena su vida, y Vanessa (Morena Baccarin), su pareja, actúa rápidamente para intentar detener su destino. Wade es capaz de asumir su propia muerte, pero angustiado por dejar al amor de su vida, él acepta una medida especial que podría hacer algo más que suprimir el cáncer. Un tratamiento experimental logra curarlo, pero también lo convierte en un mutante con superpoderes que no puede volver a su antigua vida, dado que queda desfigurado como secuela de lo vivido. Es así como Wade Wilson se convierte en Deadpool, un asesino a la caza de quienes lo transformaron mediante torturas, buscando que reparen su rostro y paguen por sus actos.

El concepto en el que se construye a Deadpool es rudimentario, aunque el mismo sigue dándonos al pintoresco personaje, por lo que recibe el mayor perdón. Pasado ese perdón, quedamos a merced del protagonista, quien se encarga de contar su relato como él prefiere. Una vez que sabemos de qué es capaz este demente encapuchado, costaría decir lo que voy a decir ahora, pero lo cierto es que estamos a salvo en sus manos. La historia que narra, y que interrumpe, es dinámica y única en el género.

deadpool-critica-2

No le ocurre al resto de los personajes, pero por su parte, Deadpool sí sabe que se encuentra dentro de su propia película, lo que le permite reírse del cine en el que actúa, y burlarse de la cansada formula que consiste en atragantar al espectador con decenas de superhéroes. Algo hipócrita, porque de cierta manera, estamos ante una película que existe gracias a la cantidad de cintas que adaptan historietas heroicas. Sin embargo, lo más curioso es que aun riéndose de sí misma y todo lo que representa, el humor funciona con creces y le da a su específica audiencia un buen espectáculo.

El referirme a un público especifico no asegura diversión solo para los entendidos en comics, si bien son ellos quienes entenderán los guiños más inteligentes. Ahora, si deja afuera a aquellos con poca tolerancia por la violencia, los chistes de mal gusto, o el constante quiebre de la realidad narrativa. Lo cual es mucho, lo sé, pero todos esos elementos escasean en el cine de héroes, por lo tanto, Deadpool gana mayor atención poniéndolos en pantalla y utilizándolos en cantidades industriales. Con su ingenio aclarado, cabe agregar que el mismo suele ganarle al entretenimiento durante varias secuencias. Si, el origen del relato es contado mediante una mirada al pasado, pero eso no quita que el mismo podría explotar más el potencial de espectáculo que tiene el protagonista. Potencial del que el propio film presume en sus primeros 10 minutos, que además de contener algunos de los momentos más geniales, también muestran la forma en que la película operara durante la siguiente hora y media.

No todo es acción y lenguaje soez en Deadpool, pero ambos aspectos resultan lo más entretenido del proyecto. Bueno, ambos combinados con el carisma de Ryan Reynolds, quien se convierte en el personaje que ansiaba interpretar y que además nació para hacerlo. Su irreparable y tonto sentido del humor, la actitud burlona, y hasta deleite con cada asesinato que comete; todo le queda como un guante a Reynolds, quien se pierde en el personaje una vez que se pone su traje de cuero. Lo demás va y viene según los chistes utilizados o lo astuto que sea el guion, pero cuando Deadpool encabeza el film, el mismo es muy disfrutable. No tanto como desea serlo, ya que de vez en cuando se esfuerza demasiado, pero el simple hecho de que uno no quiera callar a Reynolds a medida que nunca deja de hablar, significa que el balance está bien realizado.

Tratándose del debut del director Tim Miller, su labor detrás del film es valioso, encontrando a un cineasta que sabe cómo lidiar con comedia y acción en un solo paquete. Parte del crédito también lo merecen los guionistas Rhett Reese y Paul Wernick, dado que sus ideas le dan al director novato algo especial con lo que trabajar. Dicho eso, la adrenalina que ofrece el libreto es algo escasa. En cuanto a secuencias de acción, es la dirección la que consigue que lo poco que hay funcione, centrándose en la agilidad del personaje y haciendo que el eliminar villanos sea algo disfrutable. En el caso de Deadpool, la violencia debe ser memorable, ya que su protagonista trata principalmente de eso cuando hace justicia. Bueno, de eso y de contar chistes, y ambas facetas del personaje permanecen en la mezcla, lo cual, refiriéndome a otra película de superhéroes, resulta refrescante.

7/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s