Crítica | Tan Frágil Como un Segundo (2015)

tan-fragil-como-un-segundo-critica (2)

Bastante hay para decir acerca de Tan frágil como un segundo, el primer largometraje de Santiago Ventura como director, proyecto amparado por la Escuela de Cine Dodecá.

En primer lugar, no resulta nada extraño que la película cuente con el apoyo de UNESCO, ya que la temática de la misma se encuentra naturalmente alineada con los objetivos de la organización. La cinta tiene como principal propósito mostrar la violencia hacia la mujer, y lo hace contando en paralelo dos historias que se desarrollan en contextos uruguayos muy diferentes entre sí, que sin embargo presentan más similitudes que a simple vista son difíciles de adivinar.

Por un lado tenemos a Julieta (Berenice Perciballe), que con 17 años lleva una vida de pocos lujos junto a su madre y sus hermanos en un pueblo del interior del país. Para ganarse la vida, la joven presta servicios sexuales a una pluralidad de clientes que consigue a través de su proxeneta, a quien ella considera su novio.

Por otro lado, en Montevideo se desarrolla la historia de Sofía (Vera Navrátil), una estudiante de 16 años cuyos padres brindan una educación estricta y severa. A pesar de ésto, Sofía es fácilmente influenciada por su mejor amiga, que además de ser su compañera de colegio, se encuentra inmersa en el mundo de la publicidad trabajando como modelo.

Desde los primeros minutos, Tan frágil como un segundo, ya presenta ciertos problemas narrativos que se van repitiendo constantemente de formas similares hasta el final de la película. Dichos problemas pueden resumirse en incongruencia: incongruencia en el actuar de los personajes, incongruencia en los diálogos, incongruencias de contexto y sobre todo –y lo que es peor– incongruencia en cuanto a la política de acción del sistema uruguayo, punto en el cual me detendré más adelante.

Desde lo meramente visual, el film falla en encuadres puntuales debido a una ejecución un tanto descuidada, llegando a devaluar escenas completas ya que hay elementos que molestan en la toma o personajes mal encuadrados y/o desenfocados. A modo de ejemplo, recuerdo puntualmente una toma de Berenice Perciballe caminando en la que ocasionalmente se le cortaban sus pies –y créanme que no, no se trataba de un plano americano ex profeso–. En otro caso, se recurre a un plano secuencia que personalmente considero innecesario, largo y de muy pobre ejecución, debido a que la cámara pasa por una infinidad de ángulos diferentes ocasionados por simples descuidos, llegando incluso a estar desenfocado el personaje al cual la toma acompaña.
tan-fragil-como-un-segundo-critica (1)

La musicalización es un aspecto que, habiendo visto la película hace ya unos días, me sigue generando serias dudas. Sinceramente no concuerdo con las decisiones tomadas en cuanto a la música incidental seleccionada, debido a que en varias ocasiones desentona notablemente del clima que pretende generar la acción.

A pesar de que Tan frágil como un segundo me haya dejado con varias disconformidades, sus actuaciones merecen reconocimiento ya que noté buena química entre los actores y cierta naturalidad en gran parte de las escenas. Aun así, hubo algo, mejor dicho alguien que verdaderamente se lleva mis aplausos. De quien hablo es de Charito Siciliano, quien interpreta el papel de la adscripta del colegio al que asiste Sofía. Siendo un personaje de menor importancia, esta señora mayor resulta simpática y sumamente entretenida. Siempre que estuvo en pantalla supo sacarme a mí y al resto de la sala una sonrisa gracias a su graciosa personalidad. Por otra parte, no puedo dejar de mencionar que su aporte a la historia indudablemente es a modo de interludio cómico, ya que sus escenas perfectamente podrían ser suprimidas de la película y la trama seguir teniendo el mismo desenlace. Dicho interludio funciona a la perfección ya que la actriz sabe desenvolverse con facilidad en su personaje y lo hace funcionar de maravilla. De verdad me hubiera gustado ver más de la grandiosa actuación de Siciliano.

Por último, me gustaría retomar lo mencionado anteriormente acerca de la incongruencia en cuanto al accionar dentro del sistema uruguayo. Con tan solo saber el título de la película, y ver el trailer de la misma, se puede predecir –por no decir confirmar– que el objetivo de la cinta es evidenciar la realidad por la que sufren algunas mujeres en la vida cotidiana, la violencia que tienen que soportar sin importar la clase social en la que se encuentren. Ahora bien, resulta nefasto alterar la realidad para proponer una mujer que vive siendo incomprendida por la sociedad que la rodea. Es cierto que todo sistema social existente tiene su grado de corrupción, pero la realidad es que existe un límite y el uruguayo no es el más corrupto de todos. Por este motivo, y porque todos tenemos una vaga idea de cómo funciona la normativa de nuestro país, resulta difícil creer determinados procedimientos judiciales y policiales que se plantean en la trama de la película, a pesar de que la víctima de esta incomprensión sea una menor de edad. Sin ir muy lejos, me atrevo a decir que algunas de las situaciones planteadas con la policía parecen propias de régimen dictatorial, haciéndome cuestionar cómo es que en una situación extrema como la que se está planteando no aparece la figura de un psicólogo o no se siguen determinados procedimientos, como chequeo de documentación; vuelvo a recalcar que es de una menor de quien estamos hablando.

Un aspecto que me pareció innecesario, fue una referencia que aparece en determinado momento hacia determinada inclinación política. De la forma en la que se plantea y en el contexto en que se hace dicho planteo, el mensaje claramente denota fuerte subjetividad política innecesaria que no aporta al fin de la historia.

Resulta un tanto irónico que Tan frágil como un segundo intente mostrar la realidad  por la que pasan algunas mujeres y termine mostrando algo totalmente diferente a lo que sucede en Uruguay. Si serán frágiles los segundos, que constantemente viven siendo alterados a conveniencia de esta narración.

3/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s