Crítica | Whiplash: Música y Obsesión (2014)

whiplash-critica (2)

Honestamente, me cuesta pensar en un film tan repleto de poder y furia como es Whiplash: Música y Obsesión de Damien Chazelle. No es que su relato de un baterista y su profesor abusivo cargue con la energía del instrumento protagonista. El hecho es que esa fuerza es inyectada en el cuerpo del espectador. Un espectador cuyo pulso se eleva lentamente y roza los límites de la adrenalina a solo segundos de sus gloriosos suspiros finales.

Abriéndose en un pasillo de una escuela de música, la cámara se centra en Andrew Neyman (Miles Teller) y su talento: tocar la batería. Esa primera toma se acerca más a Neyman, y uno entiende que es lo que veremos en los siguientes 100 minutos, a medida que la persona del otro lado de la cámara es revelada. Parado frente al joven baterista: Terence Fletcher (J.K. Simmons), el profesor más despiadado y respetado de la mencionada escuela. Escuchándolo solo unos segundos, Fletcher desprecia al alumno y desaparece por la puerta…

Esa sola escena inicial tantea el argumento de Whiplash con el menor nivel de intensidad. Sin embargo, es sencillo decir que esa potencia sigue creciendo a medida que Neyman consigue entrar en la clase de Fletcher y su maestro le ofrece desprecio a cambio de su esfuerzo. Esfuerzo que, entre dolor, sudor y sangre, nunca parece ser suficiente.

La estremecedora efectividad del film debe ser acreditada a sus cuatro protagonistas. El primero es obviamente Damien Chazelle. El director y guionista, y a la vez entendido en música, convirtió su organizado y violento guion en una experiencia brutal. Cada escena desafía al público y al protagonista de forma tan salvaje, que las horas que pasamos en el salón de Fletcher son de una impotencia incomparable. La misma es dueña del 90% de la película, y uno se la pasa apoyando al convencido alumno mientras su profesor no hace más que hundirlo en la peor miseria. Aunque, si algo entiende Chazelle de sus personajes, es como la pasión por la música los dirige. Hay razones por las cuales Neyman persiste en recibir las agresiones de Fletcher, y hay otras por las que el segundo insulta sin compasión a sus alumnos. Discutir las mismas es una de las muchas genialidades que ofrece el director para cuando recuperamos el pulso y nos preparamos para conversar los temas tratados.
whiplash-critica (3)

Siguientes en la lista de talentos, simplemente no hay Whiplash sin las actuaciones de Miles Teller y J.K. Simmons. Todos hablan de Simmons, y no hay forma de que yo no le dedique su propio párrafo a continuación, pero uno debe mencionar como Teller deja todo en el escenario. Su intensidad es realmente comparable con la de Simmons, y juntos mantienen una tensión abrumadora. Un verdadero campo de energía, que los separa de las personas que los rodean. Aun cuando Simmons no está cerca, uno puede sentir la presión en la cara de Teller, y la misma estalla mientras practica y literalmente sangra por conseguir la perfección.

Cuando J.K. Simmons entra en escena, el aire de verdad se corta con sus palabras. Si, parte de eso se da por las frases completamente venenosas que Chazelle pone en el guion, pero Simmons las suelta desde una posición desgarradoramente alta. Las mismas duelen hasta en el alma del espectador, quien intenta reírse para evitar temer por el bienestar de los alumnos. El personaje de Fletcher nunca es de una sola nota, y si, se necesita a alguien que sepa gritar con agresión para interpretarlo, pero no es lo único que vemos en Simmons. Hay ciertos instantes, pocos como es debido, en los que el alma del profesor queda expuesta. La misma parece mostrar un lado genuino en él, pero obviamente, la verdad en ella es aún más sombría que el odio que comparte constantemente. Terence Fletcher es un tétrico y fascinante personaje, y J.K. Simmons le saca todo el jugo posible.

El montaje que el editor Tom Cross entrega, es la última pieza de la banda tocando Whiplash. Transformando la angustia del protagonista en una droga para nosotros, Cross construye intensidad y se detiene en muy pocas escenas. Queriendo entrar y salir por la puerta grande, la cinta nos introduce de la nada y nos abandona todavía más rápido. Eso sí, cuando es hora de admirar su conclusión, la edición entra en un nivel todavía más descomunal. Hasta dicho momento, la agilidad de Cross ya era indistinguible, pero la furia que es capaz de desprender de los compases finales supera todo lo demostrado. Como consecuencia, ese final se convierte en una de las mejores secuencias de 2014, siendo una que consigue tomar lo presentado y lo expone en un espectáculo de 10 minutos. 10 minutos con, digamos, escasos diálogos…

La película deja su propia sangre en el redoblante, y cuando por fin escapamos de su asfixiante espectáculo, la electricidad aún se siente en el ambiente. Satisfactoria y digna de conversaciones, Whiplash es una experiencia extrema de principio a fin, y la misma establece a Damien Chazelle como una voz que merece ser oída. Descifrando las intenciones de Fletcher y la implacable actitud de Neyman, las discusiones son apasionantes, y sintiendo la intensidad en el cuerpo, las mismas empezaran inmediatamente después de la última nota.

10/10

Anuncios

2 comentarios en “Crítica | Whiplash: Música y Obsesión (2014)

  1. Excelente critica Sebastian!! No esperaba menos, desde hace mucho sigo la pagina (antes el blog) y por lo general siempre calificaría con el mismo puntaje que vos las peliculas (un punto más o un punto menos). Así que ya eres una fuente de confiar a la hora de elegir una peli para ver jaja.

    Después de leer tus ultimas 2 criticas (50 sombras de Grey / Whiplash), me dejo contento y me hizo sentir menos indignado, acá en Punta del Este Lifecinemas, se promociono como nunca (lamentablemente como en todos lados) 50 sombras de Grey y NO pusieron en cartelera “Whiplash”, indignación total porque si bien ya la vi 2 veces online, es una cinta para ver EN CINE, vos entendes lo que quiero decir, Sonido, Edición y dimensiones de Pantalla grande que vale la pena, y que al menos Yo iba a pagar (nada barato por estos pagos) para ver por 3era vez.

    Gracias por el espacio Sebastian! a seguir con esta excelente pagina, la mejor web del país en lo que se refiere a información y criticas de cine, al menos para mi que soy un simple mortal (a.k.a) aficionado.

    1. Gracias por las buenas palabras y el apoyo! Sea el comentario que sea, el hecho de que alguien aprecie lo que escribo es lo que me da fuerza para seguir adelante así que muchas gracias por seguir la página.

      Ahora, que “Whiplash” no se haya estrenado en Punta del Este es una lástima. Nuestra cartelera no para de sumar estrenos cada semana así que hay películas que quedan afuera, puedo entender eso, pero “Whiplash” fue una película que no recibió ni la mitad de los cines que merece. Mientras tanto, “Cincuenta Sombras de Grey” recibió miles de salas. Negocio es negocio y estoy seguro de que dicha película funciono muy bien el pasado fin de semana. Pero eso no quita que haya muchas personas que se perderán de ver el espectáculo que es “Whiplash” en cines. Porque es un espectáculo como bien mencionaste, por el sonido, la edición, la energía en pantalla, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s