Crítica | Los Pingüinos de Madagascar (2014)

Sabías que lo deseabas. Todos lo querían después de ver la cinta animada de 2005, Madagascar. Una película protagonizada exclusivamente por sus co-protagonistas: los pingüinos con delirios seudo-militares. La propuesta tomo unos 10 años en estrenarse, y si bien hubiera funcionado mejor hace 5, Los Pingüinos de Madagascar es todo lo que un seguidor de la franquicia creada por Dreamworks podría querer, cargando con un sentido de agilidad similar al que la última Madagascar lucio.

Mencionando a Madagascar 3, esta nueva aventura nos une con Skipper, Kowalski, Rico y Cabo exactamente donde aquella entrega termino. Luego de protagonizar un efectivo prologo contándonos el origen del grupo, los cuatro pingüinos dejan el circo y planean otra de sus extrañas misiones. Esa operación rápidamente se convierte en algo más cuando la misma provoca un rencuentro con alguien de su pasado, el siniestro pulpo, Dave (si, un nombre inofensivo, pero también el detonador de un efectivo chiste). Interponiéndose, y también siendo parte de los malévolos planes de Dave, los pingüinos entran en las grandes ligas del espionaje, compitiendo con un grupo de espías reales para detener al peligroso pulpo.

Cuando algo funciona en dosis, aumentar las cantidades no suele ser el paso más sensato. Esa es la única razón con la que puedo explicar porque este film tardo tanto en concretarse. Había que encontrar un guion correcto, antes de correr y darnos un evento que solo se aprovechara del éxito de la franquicia animada. Puedo admitir que el argumento no es ninguna obra de arte, pero no debería serlo. El interés yace en ver a donde llevan a estos reconocibles personajes, y que se nos puede ofrecer de ellos que todavía no hayamos visto o que desconozcamos. Los Pingüinos de Madagascar expande las actitudes de los protagonistas, pero a la vez se preocupa por darles un origen, crear un conflicto en este siempre funcional grupo y darnos unos cuantos personajes nuevos y ajenos a las cintas anteriores.

La espera no solo resulta un factor importante a un nivel narrativo. No es coincidencia que Madagascar 3 sea el capítulo superior de toda la franquicia, después de todo, el mismo fue el que dio ese memorable giro de 180 grados. Tirando todo por la borda, el film entendió el delirio de su mundo y sus personajes, lo cual despertó una agilidad humorística imposible de ignorar. Hay que ser justos, Los Pingüinos no presume de esa misma efectividad cómica, pero hay muchos más momentos de ingenio frenético acá que en otras propuestas de Dreamworks. Aprovechando esa agilidad mezclada con otros chistes tan repetitivos como efectivos, la película decide convertirse en un ejercicio estrictamente decidido a entretener, y lo consigue. No hay más que ver el desarrollo de una pequeña persecución inicial por los canales de Venecia para entender lo que nos espera el resto del camino: humor energético.

Si a algo apunta Dreamworks con cada una de sus propuestas (exceptuando Como entrenar a Tu Dragón), es a distraer y hacer reír. Entonces, no es ninguna sorpresa que el estudio de animación se esfuerce en su juego a la hora de poner las luces sobre Skipper, Kowalski, Rico y Cabo. Con esa táctica basada exclusivamente en humor, no hablaremos de Los Pingüinos de Madagascar como una de las mejores animaciones del 2014, notando una clara escases de ingenio y diseño animado al compararla con la competencia. Pero no es justo reprocharle eso a una cinta que no se detiene y que mantiene vivo el encanto de los personajes del título.

Los queridos Minions deberán estar altura cuando el rápido spin-off de Mi Villano Favorito llegue a los cines más tarde en el año…

6/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s