Crítica | Antes de Despertar (2014)

Imagínense despertar una mañana y descubrir que la mitad de su vida ha pasado frente a sus ojos sin dejar ningún recuerdo. Su boda, sus amistades, su pareja. Décadas de información e interacciones, pérdidas y sin regreso. Esa es la situación de Christine (Nicole Kidman), quien luego de un accidente, debe comenzar a recolectar los mismos datos cada vez que despierta, solo para volver a perderlos una vez que vuelve a cerrar sus ojos.

¿Qué llevo a Christine a este estado? ¿Fue solo un accidente o hay algún culpable? Cuando ninguna parte de esta realidad se sostiene, y ni siquiera está completa, esas preguntas salen a flote, y son las que realiza Antes de Despertar. Un thriller de particular misterio, cuyas ambiciones y ejecución no se acercan al potencial de sus credenciales.

Desde antes de entrar a la sala, la frase que anticipa el film “No confíes en nadie”, si se hace cierta. Si algo es genuino en esta desperdiciada premisa, es la facilidad con la que logra que cuestionemos sus indicios. Una cualidad perfecta para el desarrollo de este juego sospechoso, que mueve sus hilos al más estilo Memento. La inseguridad de que todo lo contado pueda ser una mentira, es lo que nos mantiene en vilo, en busca de respuestas. Pero, ¿cuándo sabemos si las mismas son ciertas o solo tratan de volver a girar el tablero?

En consecuencia, la confianza es algo arrancado de las manos del director y guionista Rowan Joffe (El Ocaso de un Asesino), quien a pesar de tener buenas referencias, no puede controlar el indeciso suspenso, que pasa de intrigante a retorcido, y de retorcido a trillado, dentro de una duración bastante contenida, y con razón para serlo. Los 90 minutos que utiliza para mezclar sus giros y mantenernos a raya solo con la información que Christine recibe, son frustrantes. La búsqueda de la verdad carece de demasiados descubrimientos emocionantes, y el interés se olvida con facilidad. La hora le llega a ese necesario giro principal e inyecta electricidad en el aire, pero son los clichés y la simpleza de un thriller rutinario, quienes irrumpen en escena gracias a la gran revelación. Entrando a su tercer acto, todo es cuesta abajo, y el pico encontrado se convierte en un engaño más, creyendo que estamos en una situación más arriesgada. Cuando en realidad es el momento de desprender nuestra atención.

Agregando más peso a la sugerencia de la promesa, Joffe tiene a su disposición un trio de protagonistas excelente, ideales para drama, y quizá mejores para una suerte de thriller angustioso y perverso. Trabajando con los actores, el director demuestra su fuerte, ya que saca tremendos esfuerzos de cada uno. Mark Strong, que interpreta al doctor de Christine, no recibe demasiado para hacer, pero ofrece su sobria y seria presencia en la relación con Kidman, creando uno de los primeros aspectos para sospechar. Aunque, el trabajo entre Strong y Kidman no se compara con lo que Colin Firth brinda al film. Interpretando al esposo de Christine, Firth consigue pasar por unos cuantos estados de ánimo con total verdad, y así se gana el indiscutible elogio de la película. Ya no hablo del actor que hace pocas semanas se divertía con Woody Allen en Magia a la Luz de la Luna

Reprochándole que no sea capaz de cumplir con su potencial, me decepciona más que la naturaleza de esta historia no abrace los rincones más oscuros por los que ocasionalmente camina. Hay muchos factores sombríos contenidos en este relato y sin embargo, los mismos no son explorados, haciendo que una eventual mirada a la luz desentone todavía más. Podrá ocurrir en sus últimos respiros, pero esto quiebra por completo los ejes del film, ya que en ningún momento se gana este tipo de secuencia.

Before I Go to Sleep termina siendo una desilusión que entrevera a sus espectadores con pocos giros y revelaciones interesantes. Por otro lado, sigue habiendo una razón para decepcionarse, por lo que la cinta al menos cuenta con un reparto talentoso y comprometido, que aun responde a una dirección tan confusa como las intenciones de este thriller a mitad de camino, parado entre la clase y la monotonía.

4/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s