Crítica | El Juez (2014)

Vi “El Juez” durante el 13º Festival de Cine de Montevideo.

En un principio, dude al respecto de la duración de El Juez, el nuevo esfuerzo de David Dobkin (Los Rompebodas), pero hay un razón para que su primer drama roce los 150 minutos. Hay más de una sola película contenida en este proyecto, uniendo el drama familiar, el suspenso de un juicio y el humor liviano, en un solo paquete. De más está decir que la mezcla no es la ideal, pero algunos ingredientes se encuentran en el lugar correcto.

Seguimos a Hank Palmer (Robert Downey Jr.), un abogado hábil y despiadado, quien recibe una lúgubre noticia en medio de un caso. Enterándose del fallecimiento de su madre, Palmer deja el juicio y emprende un viaje hacia su pueblo natal de Carlinville. Habiendo abandonado su hogar, él se enfrenta al dolor de haber perdido a su madre y a la dificultad de reencontrarse con todas sus relaciones pasadas: su exnovia (Vera Farmiga), sus hermanos (Vincent D’Onofrio y Jeremy Strong) y el Juez Joseph Palmer (Robert Duvall), su padre.

La relación entre Hank y su padre es dueña de un extenso pasado, lleno de exigencias y decepciones que los separaron de por vida. Y por más que no haya vuelto para remediar esos problemas familiares, Hank aun afronta dicha situación. Impulsado por la culpa y el deber, él no tendrá otra opción más que permanecer en Carlinville, envuelto en un caso que involucra a su progenitor.

Sugerido por su título, la película se centra en el personaje de Duvall y el vínculo que tiene con Downey, alternado el mismo en diferentes situaciones. Con eso en mente, es una suerte que de todas sus cartas, esa sea la más fuerte, luciendo unas estelares y expertas actuaciones por parte de ambos protagonistas. Sí, es probable que Robert Downey Jr. vuelva a recurrir a su actitud engreída y carismática, pero estamos hablando de uno de sus papeles recientes más serios, por lo que su personaje le brinda una cuota de situaciones con reseñable fuerza. En lo que concierne a Robert Duvall, al curtido actor se le dan todavía más momentos para brillar y él los aprovecha al máximo. Quizá se pase con sus constantes gruñidos, pero dentro de su severa actitud, hay gran sinceridad y algo de tristeza en su interpretación.

Es probable que ambos protagonistas sean dueños de más verdad, ya que no decaen en los aspectos melosos o los humorísticos. Una vez más, esto alude a la cantidad de tonos y argumentos que el film saca de su reserva, y que honestamente deberían haber permanecido ahí. Al final del día, lo que acaba doliendo, es que entre tantos clichés, las secuencias de calidad no lleguen con la misma constancia.

Con antecedentes centrados en comedia, no es ninguna sorpresa que Dobkin introduzca humor en este claro drama. Pero no hay razón para prestarle atención a ese tono, en medio de escenas de juicios y discusiones sentimentales. Ahora, si algo si se mantiene a flote, es ese sentimentalismo. Barajando sus conflictos paterno-fíliales, hay una docena de momentos de implacable firmeza, en los que los tensos diálogos entre Hank y el Juez elevan el nivel. Cada vez que ambos se encuentran solos, la historia es suya, y de alguna manera, desearía que eso sucediera más seguido en sus abundantes 142 minutos.

Vendida desde sus afiches como un relato de tribunales, la película si hace de sus múltiples juicios algo disfrutable, dentro del melodramático fondo en el que actúa. Dichas escenas se encuentran llenas de extras, ya que oír a Downey y su astuta labia es entretenimiento puro, y la eventual aparición de Billy Bob Thorton dentro de la corte tampoco resulta molesta. El resultado de Hank Palmer en dicho juicio tampoco debería pasar desapercibido, siendo dueño de un interesante desenlace.

Reconociendo que hay cierto entretenimiento en El Juez, y que las promesas son fuertes en ella, la cinta aun luce imperdonables pecados. En primer lugar, su tono es indeciso, en segundo, sus argumentos parecen infinitos, y por último, su duración necesita una extensa cantidad de recortes. Sin embargo, todos estos problemas aun no sepultan a un film de reconocible potencial, por lo que su recomendación vuelve a ser viable, prestando especial atención a esas actuaciones principales.

5/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s