CRÍTICA | TORTUGAS NINJA (2014)

Teenage-Mutant-Ninja-Turtles-2014-critica

En una época en que un cine como Guardianes de la Galaxia existe y funciona, no es ninguna sorpresa volver a ver a Las Tortugas Ninja en la pantalla grande, tras despedirnos de ellas hace un par de décadas. De la mano de un equipo poco confiable, su regreso no resulta demasiado interesante en cuestión de intenciones. Pero, ante un desfile tan caricaturesco como éste, apuesto a que Tortugas Ninja supera cualquier expectativa al conseguir ser decente.

Regalándoles una razón de ser a estos personajes tan incoherentes, Teenage Mutant Ninja Turtles nos ofrece más de una ocasión en la que explica el provenir de los mismos. Sin embargo, aceptando el título, ¿existe una razón para centrarnos en su existencia? Es simple en realidad, más que en las tortugas, la película se despliega del personaje de April O’Neal (Megan Fox), una reportera del montón, con ansias de algo más. Con una banda de criminales suelta, O’Neil comienza a seguir sus pistas, en busca de dar con el denominado “Clan del Pie”. Aunque a cambio se lleva un descubrimiento mucho mayor.

Mientras una organización secreta provoca el caos y el mal por las calles, otra banda, compuesta por menos miembros, se encarga de protegerla desde la sombra. Se trata de Las Tortugas Ninja, cuatro tortugas mutantes y parlantes quienes defienden a los ciudadanos de la tiranía del mal. Así es que, siendo la responsable de descubrirlos, April se une a las Tortugas para detener a la ciudad de sucumbir ante un crimen más ambicioso que solo algunos hurtos.

Si bien no soy un fanático, o siquiera un seguidor, de Las Tortugas Ninja, aun así reconozco sus básicos. Estando al tanto de ellos, creo que el trato que reciben estos personajes es bastante decente en las manos poco confiables de Jonathan Liebesman (Furia de Titanes 2). Quizá no sea el sentimiento de los más entusiastas por estos personajes, pero teniendo en cuenta lo inverosímil del material, el mismo recibe el trato correcto, al presentar un film que podría estar apuntado exclusivamente a los más chicos. Convirtiéndolos así, en nuevos espectadores de esta franquicia.

Recibiendo el toque realista de otras incontables adaptaciones del siglo XXI, lo primero a tener en cuenta debería ser el look de las tortugas, Leonado, Donatelo, Miguel Ángelo y Rafael. Un elemento que claramente ha dado que hablar, al partir de una grotesca y demasiado realista apariencia física. Sin embargo, la tonta o adolecente personalidad de las Tortugas sigue viva a base de comentarios infantiles. La película completa su conducta carismática con dicha necesidad, esa de ver a las criaturas contar chistes una y otra vez, resultando en una buena interpretación de los protagonistas. Es cierto, la mayoría de sus chistes no son buenos, pero la intención al menos se inclina por el fiel y satisfactorio salto a la pantalla grande. Incluso si los niños serán quienes acaben notándolo.
tortugas-ninja-critica

Si bien podría ser un poco más infantil, y quizá salirse mejor con la suya, temo que el factor adulto o adolecente aun es obligatorio. Se trata de un par de chistes maduros solamente, nada comparado con lo que fue Transformers, pero el hecho es notorio debido al desentono. Aunque, mencionada la franquicia de Michael Bay, es curioso que él produzca este proyecto. Es obvio que Bay ha tenido influencia en el caso, y seguro consiguió poner en pie el proyecto, pero la ironía es que ésta es una narrativa bastante más competente y segura, incluso cuando se trata de tortugas parlantes.

En materia de entretenimiento es donde Trotugas Ninja pierde contra algo como Transformers, al saber que esos robots gigantes suelen cargar más entretenimiento, incluso en sus devastadoras tres horas de duración. Tortugas Ninja luce una duración de 100 minutos, pero lamentablemente, hay pocos momentos memorables en ella. Bueno, realmente podríamos decir que solo existe uno que destacar.

Abriendo su último tercio, la película enseña una persecución por una montaña de nieve más que vertiginosa. Si, la caída por ella es demasiado extensa e imposible, pero mentiría si mi interés no catapulto al comenzar esa brillante y atenta secuencia, en la que los personajes se mueven con agilidad y la cámara es capaz de seguir cada movimiento. La aparición de la escena, es una metáfora de lo que ocurre en el correr de la película. De un momento a otro, el interés viene y va, y con el mismo, el entretenimiento se gradúa con altos y bajos. La cinta nunca nos quita la esperanza de toparnos con un mejor momento como consecuencia. El único inconveniente es estar seguro si esos instantes de verdad llegaran.

Mi atención o respeto, le pertenecen a un estudio que al menos intenta crear un producto apuntado a los más jóvenes. El ritmo es ágil, la cinta no se aprovecha de su bienvenida, y perdonar la falta de desarrollo en sus personajes se convierte en una necesidad. Aunque, con los términos que establece, Tortugas Ninja es tanto competente como narrativamente aceptable, o al menos lo es para cautivar al público al que esta apuntada.

5

Anuncios

Un comentario en “CRÍTICA | TORTUGAS NINJA (2014)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s