De Peor a Mejor | La Saga de “Rápido y Furioso” (Actualizado)

Con una sexta entrega en cines y otra supuesta trilogía planeada para el futuro, ¿Que podemos hacer con esta cantidad de secuelas? Rankearlas. Cada vez hay más franquicias establecidas con continuaciones multiplicándose cada año, y Rápido y Furioso es digna para esto dado que no solo ha mejorado con los años, sino que también se resalta por sus problemas con la continuidad, y por los altos y bajos durante sus 12 años de historia.

Además, lo que más da para comparar es el estilo de las primeras entregas con las más recientes. Es una extraña serie de películas que todavía más extrañamente sigue viva hasta ahora, y es probable que viva más y todavía más intensamente.  Es el mejor momento para comentar sobre éstas dado que queda poco para recordar las primeras partes. No podemos engañarnos, ese aplastante cambio de tono y diversión hueca están acá para quedarse.

Pueden ver el ranking a continuación.
7) Más Rápido Más Furioso (2003)

La secuela original de la franquicia tomo todas las decisiones que una continuación no debe tomar. Deshaciéndose de todo el elenco original excepto por Paul Walker (Brian O’Conner), “2 Fast 2 Furious” perdió casi toda conexión con la primera entrega y acabo por encontrarse con una versión más simple y mucho menos atractiva de esa primera parte. Además, cambiar a Vin Diesel por Tyrese Gibson fue casi tan malo como cambiar a Diesel por Ice cube en “XXX: Estado de Emergencia”. No tengo nada contra Tyrece, es más, supieron aprovecharlo más adelante, pero su personaje acá es bastante odioso, lo único que hace es darle más puntos a “Fast Five” por redimirlo.

Lo que molesta de “Más Rápido, Más Furioso” es lo falsa y brillosa que se ve. Con autos tan coloridos como los presentados en “Meteoro”y la introducción de personajes que no aportan nada ni son interesantes, esta secuela termina siendo una versión plastificada de lo que fue la primera. De verdad tiene todos los elementos de una película directa al DVD.

6) Rápidos y Furiosos (2009)

La denominaría como la secuela no oficial de la primera al verla hacer aquello que debió haberse hecho 6 años atrás. Reuniendo a su elenco original con Diesel, Rodríguez, Walker y Brewster protagonizando, “Fast and Furious” debió ser todavía más, al aparecer 8 años después de la primera.

En sí, todo está en su lugar y la acción es bastante buena una vez que llega, pero la narrativa es otra historia. Entiendo que debemos tener unos cuantos hilos para poder creer en el regreso de los protagonistas pero podrían haberse esmerado un poco más y no bajar tanto el ritmo, haciendo de “Rápidos y Furiosos” un tanto lenta, si eso es posible. Para peor, el peso de su argumento ha desaparecido a medida que la sexta entrega elimino una de la consecuencias principales en la historia.

5) Rápido y Furioso (2001)

La que empezó todo todavía guarda ese encanto de introducirnos al mundo de las carreras clandestinas. Es bastante entretenida y más, con unas cuantas carreras y la gracia de ser una buena película acerca, principalmente, de autos, las cuales no aparecen tan a menudo. Aunque, más allá de ahí, nunca paso de ser un buen entretenimiento en mi opinión, y ni siquiera llegue a verla de esa forma hasta más adelante, con sus continuaciones.

Lo que me sigue llevando a ver esta película es el sentido de nostalgia que le tengo al ver el nivel al que ha llegado esta franquicia. Además, ésta también hizo de Vin Diesel un nombre reconocible, y si bien no es el mejor de los actores, se agradece su aparición, viendo que es una de las mejores partes de la película. Y pensar que Diesel podría haber condenado la franquicia al negar su aparición en “Más Rápido, Mas Furioso”. No estoy seguro de que lo hizo cambiar su opinión, pero que suerte que tomo ese camino.

4) Rápido y Furioso: Reto Tokio (2006)

Todavía con más apariencia de ser directa a DVD, la franquicia podía haber muerto perfectamente con “Tokyo Drift”, la apuesta que se deshizo de todos los personajes conocidos (Sin contar los últimos segundos de la cinta). Con un estilo de nuevo comienzo, la clave fue traer el talento de Justin Lin a la mezcla, quien combino la velocidad y los colores que ofrece la capital de Japón a gran efecto. Un tanto aislada, sí, pero esta se mantiene como una de las más divertidas de la serie.

Curiosamente, las tres entregas que toman parte afuera de los Estado Unidos me resultaron de mayor interés, no sé si es porque Norteamérica llega a saturar o porque el mundo de la velocidad que siempre se presentó se traduce mejor en otros terrenos. Además, otra ventaja que tuvo sobre su predecesora fue el hecho de introducir el mundo del drift en la historia, que por más que no cambia mucho si sirvió como novedad.

Por otro lado, tiene unos cuantos problemas, principalmente con la pésima decisión de matar a Han, lo cual hizo que las continuaciones fueran precuelas, las cuales cambiaron aspectos de esta entrega. Claramente no tenían claro que harían más adelante, pero por suerte ya está todo encarrilado, con cinta, pero esta encarrilado y la sorprendentemente entretenida “Tokyo Drift” puede descansar en paz. Si sintieran la necesidad de volver a modificarla, me gustaría que fuera para traer a Lucas Black de vuelta, si no es así  que la dejen como esta, no necesita mas agregados ni momentos de precuela.

furious-7-20153) Rápidos y Furiosos 7 (2015)

Lógicamente, el fallecimiento de Paul Walker no fue nada fácil de afrontar. Más complejo fue todo para el equipo detrás de Rápido y Furioso 7, debiendo realizar otra entrega en la franquicia, capaz de despedir a uno de sus queridos protagonistas, avanzar la historia y darnos las tradicionales secuencias de acción. Más inspirada en un área que otra, la cinta terminó funcionando, y afortunadamente mantuvo la fuerza de sus dos predecesoras.

De cierta forma, este séptimo capítulo cierra un ciclo y deja claro que nada volverá a ser lo mismo en esta franquicia que empezó de la nada y acabo en los cielos. Literalmente en los cielos, apreciando piruetas automovilísticas que transcurren tanto en la carretera como en el aire. Sin ir más lejos, la escena en la que cinco autos descienden desde un avión en marcha, esa tiene que ser una de las mejores en la franquicia, desatando un caos más que entretenido. Eso sí, es un caos que, lamentablemente, la cinta nunca logra superar.

2) Rápidos y Furiosos 6 (2013)

Con algunos argumentos dignos de televisión, esta última entrega forma parte de la renovación que tuvo la franquicia pasado el 2009. No solo centrándose en autos, sino en el equipo de veloces protagonistas, y añadiendo narrativas globales, la diversión hueca está a la orden del día en “Fast and Furious 6”.

Supongo que no tengo mucho para mencionar habiendo dicho bastante en mi crítica y viendo que llego a los cines hace una semana. El caso es que Justin Lin supo despedirse de la franquicia y dejo un buen desenlace para la suerte de trilogía que creo pasada “Reto Tokio”. Ya no se trata de autos, ahora, como bien lo dice Ludacris, es “una guerra de vehículos” entre tanques, aviones, motos y acción por doquier. Digamos que esa guerra no decepciono.

1) Fast Five (2011)

La quinta entrega en la franquicia tomo todo lo que siempre había funcionado y dio vuelta el concepto al combinar lo que “Rápido y Furioso” había sido hasta el momento con “La Gran Estafa”, en lo que es esencialmente una película sobre un elaborado atraco.

Lo mejor de “Fast Five” fue su elemento de sorpresa al incluir unas cuantas escenas de acción sin autos, un buen uso de todos los personajes y la adrenalina sin necesidad recurrir a las carreras clandestinas. La película es buena antes de su desenlace, pero una vez que este llega, todo subió a otro nivel. Después de ver una hora entera de preparación para el principal robo, Justin Lin nos dio unos últimos 20 minutos enormes combinando cientos de autos de policía, una caja fuerte y las calles de Rio de Janeiro. El enfrentamiento que tiene Vin Diesel por si solo con la caja enganchada a su auto es probablemente uno de los mejores momentos en toda la serie, es legítimamente genial.

Me siento obligado a resaltar esos últimos minutos primero por lo buenos que son, pero en verdad todo está muy bien con el primer balance justo entre humor y acción, además de alguno que otro giro. El caso es que fue una apuesta eso de darle un giro a la historia, tomar una ruta más exagerada y menos real pudo haberla condenado una vez más, pero fue el total contrario. Con el elenco original, nuevas adiciones al mismo, un guion decente y el mejor trabajo de Lin detrás de la cámara, ésta revivió la serie y sigue por arriba de todas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s